Inhalt

1. Paren al Instituto Goethe
2. Videos con partidos políticos sobre el Instituto Goethe
    Entrrevistas sobre el Instituto Goethe
    con partidos políticos

Videos
2.1 Anotación a nivel linguístico
2.2 Los videos
2.3 Explicación de palabras, nociones
2.4 Comentario general

  1 Pare al Instituto Goethe – ¡Nadie lo necesita!

Si usted se interesa por el alemán seguramente ya habrá oído que hay una institución que se cree la adarga y espada de la cultura alemana en el mundo, que pretende ser el mediador de la cultura alemana más importante en el mundo: El Instituto Goethe. En lo que sigue recibirá un par de informaciones de trasfondo que debería conocer antes de entrar en contacto con el Instituto Goethe, ya sea para hacer un curso de alemán en esta organización, ya sea para participar en un evento “cultural” de este instituto tan famoso. En primer lugar, la información más importante: el Instituto Goethe no representa ni a Alemania, ni a la cultura alemana, representa sobre todo, se podría decir exclusivamente, al Instituto Goethe, o sea a, sí mismo. Siendo este su comportamiento, revelan un par de características que usted no apreciaría en su propio país y que, por las mismas razones, no son apreciadas en Alemania. Allí, muy al contrario de lo que se supone en el extranjero, el Instituto Goethe es una organización bastante controvertida, su función como mediador de la lengua alemana parece un sin sentido, sus actividades “culturales” más bien una larga cadena de futilidades aburridas. Incrustado en el engranaje de ministerios y otras organizaciones de este tipo, tiene a su disposición una máquina de propaganda cuyo fin es hacerle creer a usted que encontrará en el Instituto Goethe las mejores condiciones para aprender alemán y que sus eventos “culturales” son representativos de Alemania. Al Instituto Goethe, y sólo al Instituto Goethe, le remiten todas las páginas web del Ministerio del Exterior de Alemania y los otros entes oficiales alemanes. Nadie está
interesado en informarle sobre la amplia gama de ofertas, superior en calidad (y sobre todo, mucho más baratos), de empresas privadas que también imparten cursos de alemán. En el Instituto Goethe paga el triple de lo que pagaría en una escuela privada. Más abajo vamos a ser más concretos. Pero antes, vamos a informarle sobre ciertas cuestiones de las que debería estar al tanto. Hay un par de cosas que debería saber sobre el Instituto Goethe para poder evaluar si usted desearía tener una institución de este tipo en su propio país y si instituciones de este tipo aportan algo a los problemas concretos de esta tierra.

El Instituto Goethe es una asociación sin fines de lucro. Esto, a primera vista, suena muy bien, simpático, de todas maneras mucho más simpático que la realidad. De hecho, el Instituto Goethe es una burocracia hinchada e ineficaz, subvencionada por el tributario alemán con 230 millones de euros (casi 300 millones de dólares) cada año. Ahora usted se pregunta: “pero ¿qué es esto, subvencionado con 230 millones de euros y, a pesar de esto, son tres veces más caros los cursos ahí que en un instituto privado?”. Si, esto es posible y, sabiendo esto, lo de “sin fines de lucro” se convierte en algo bastante relativo. El Instituto Goethe es una asociación sin fines de lucro, pero la gente que trabaja ahí quiere un buen cheque al final de cada mes (lo que de por sí no es nada malo). Pero estamos todos de acuerdo en que el dinero hay que ganárselo trabajando, con un producto competitivo y no recibiendo dinero del Estado y del tributario. Usted no quiere que haya en su país instituciones que viven de su dinero y no rinden nada y en Alemania tampoco nos hacen falta instituciones de este tipo. No apoye al Instituto Goethe. No tome un curso en el Instituto Goethe que puede hacer a un precio mucho más bajo y con mejor calidad en un instituto privado. Y no vaya a eventos “culturales” organizados por el Instituto Goethe que no son en absoluto representativos para la cultura alemana y que revelan simplemente las preferencias personales de un funcionario.

Usted no saca ninguna ventaja de la existencia del Instituto Goethe. Los cursos son más caros que los cursos de institutos privados y la calidad es mediocre. Pero si se gasta dinero para cosas completamente inútiles, este dinero falta para proyectos concretos y útiles. Usted sabe que con 230 millones de euros se puede resolver gran cantidad de problemas, en cualquier región de la Tierra. No es difícil comprender que un Instituto Goethe en Africa es más o menos tan útil como un estercolero en la sala de estar. Si la gente muere de hambre o por enfermedades triviales fácilmente curables, el Instituto Goethe es lo que menos se necesita en Africa. No haciendo un curso en el Instituto Goethe y no participando en los eventos “culturales” organizados por esta organización, usted no sólo ahorra mucho dinero, sino que contribuye también a que se utilicen los recursos que el Instituto Goethe de momento desgasta de manera razonable, apoyando por ejemplo a instituciones como Médicos sin Frontera (http://www.msf.es).

Los cursos de alemán en su país (también los de instituciones privadas) no son más baratos por la existencia del Instituto Goethe, todo lo contrario, son más caros porque debido a su incorporación en la máquina de propaganda de las embajadas alemanas, el Instituto Goethe saca todos los cursos bien pagos, dejando a las instituciones privadas sólo los cursos mal pagos, impidiéndoles, de esta forma, cubrir los gastos fijos con los cursos bien pagos y dándoles así la posibilidad de ofrecer también cursos más baratos. La oferta de cursos de alemán no se hace mejor, sino peor. Como los cursos del Instituto Goethe son pagados en parte por instituciones gubernamentales de su país, usted paga con sus impuestos la ineficiencia del Instituto Goethe. Nadie saca ventaja de esta institución. Usted no, porque los cursos que ofrece los puede hacer más barato y Alemania tampoco, porque la presentación de Alemania a través del Instituto Goethe se caracteriza por un diletantismo total.

Usted puede ver en esta página, que empresas privadas ofrecen más que el Instituto Goethe. Esta página es completamente gratuita y le permite, de manera también gratuita, obtener una base estable de la lengua alemana. Ofrece libremente más material didáctico para el aprendizaje del alemán que el Instituto Goethe a precios alucinantes.

Usted quiere hacer un curso de alemán?

Regla número uno: No lo haga en el Instituto Goethe! Cuesta tres veces más de lo que tendría que pagar en una institución privada y la calidad es mediocre. Un curso para principiantes en el Instituto Goethe cuesta 11 euros la hora y en el curso hay más de 10 participantes. Una escuela privada toma entre 5 y 7 euros y hay como máximo 6 participantes. Si hay más que 10 participantes, el curso cuesta algo así como 3 euros en una escuela privada. En cualquier ciudad de Alemania un poco más grande puede inscribirse en cualquier momento a un curso de alemán. El Instituto Goethe y la máquina de propaganda de embajadas, consulados y el ministerio de asuntos exteriores quieren hacerle creer que estas diferencias en el precio son debidas a la calidad superior del Instituto Goethe. Puede creer a los que demuestran a través de su oferta gratuita, transparente y de alta calidad y que son profesionales en este campo: la oferta del Instituto Goethe no es superior a la oferta de una escuela privada, depende enteramente de la máquina de propaganda que trata de incitarle a inscribirse en uno de estos cursos super caros. En parte sugiere también que solamente el Instituto Goethe imparte los exámenes oficiales que necesita si quiere, por ejemplo, estudiar en Alemania. Esto también es falso. Institutos privados le preparan también tanto para el TestDAF como para el DHS y le informan cómo y dónde puede pasar este exámen. En caso de necesitar un visado para un curso de alemán que dura más de tres meses, es mejor dirigirse a una escuela privada; para esto tampoco necesita al Instituto Goethe (aunque la máquina de propaganda sugiere lo contrario).

No apoye a una organización que representa todo lo que no necesitamos, ni en su país ni en Alemania. No nos hacen falta burocracias inertes, intransparentes e ineficaces que tratan, bajo el pretexto de servir a la cultura y a la comprensión de los pueblos, de promover sobre todo sus propios intereses: el inflado de su organización.

De la cultura y la comprensión de los pueblos (y las cosas divertidas en general) somos responsables nosotros mismos y no necesitamos burocracias para esto y, en los tiempos de Internet, estas organizaciones se han convertido en una especie de dinosaurios. Si mueren… ¡nadie les echará de menos!

Si necesita más información sobre cursos de alemán en Alemania, Alemania en general, las posibilidades de estudiar en Alemania, etc., diríjase simplemente a nosotros.

infos@infos24.de

  2 Videos con partidos políticos sobre el Instituto Goethe

Estos videos fueron hechos el sábado, 26 de septiembre de 2009, o sea un día antes de la elecciones del parlamento alemán. En la campaña electoral los partidos políticos se presentan en la calle para discutir con cualquier ciudadano sobre qualquier tema tratando, evidentemente, de convencerle que el respectivo partido es el mejor de todos.

  2.1 Anotación a nivel linguístico

Estos videos son ejemplos de una discusión espontánea y son por lo tanto también curiosos a nivel lingüistico, porque tanto lo que digo yo (Andrés) como lo que dicen los distintos interlocutores está lleno de errores gramaticales y semánticos: Frases no terminadas, palabras cuyo valor semántico no pega con el contexto, errores de declinación etc. etc. Estos videos muestran, porque se puede cometer más o menos cualquier cantidad de errores en el habla sin que nadie se dé cuenta. Es así, porque en el habla oral casi ninguna frase es realmente correcta desde un punto de vista gramatical. Será lo mismo en español, frances, inglés y la cantidad de errores aumenta, si el parlante está reflexionando sobre lo que dice mientras habla. Estos videos son curiosos, porque hay pocos videos de este tipo, o sea videos que captan una discusión espontánea en vivo. De esto se puede deducir que no vale la pena de analizar estos textos desde un punto de vista gramatical.

  2.2 Los videos





  2.3 Explicación de palabras, nociones

Partidos políticos entrevistados

En el parlamento alemán están presentes actualmente (2009 a 2012) cinco partidos politicos. La CDU y la FDP (que gobernan en una coalición), la SPD, Die Grünen und Die Linke.

Hemos hecho videos solo con quatro (CDU, FDP, Die Grünen, SPD) porque el patido Die Linke no lo hemos encontrado en la calle ese día. Damos una característica de estos partidos, a pesar de que no es posible de caracterizarlos con un par de palabras. Partidos políticos buscan a conseguir el máximo de votos, obviamente, y por lo tanto su programa tiene la única función de ser atractivo para un máximo de personas. Si la situación social, tecnológica, cultural etc. cambia, o sea la preferencias de la sociedad cambian, los partidos politicos también cambian su programa. La descripción que damos de los distintos partidos políticos es por lo tanto muy superflúa.

CDU = Christlich Demokratische Partei Deutschlands (Partido Cristiano Democrático)
El cristiano en el nombre no tiene casí ninguna importancia, lo que es obvio, porque el cristianismo es demasiado abstracto para ser aplicado a las condiciones complicadas del mundo moderno. La palabra democrático tampoco es muy significativo, porque cualquier otra cosa no sería compatible con la constitución alemana y un partido antidemocrático no podría presentarse a las elecciones. En comparación con los otros partidos presentes en el parlamento alemán se puede decir que es el más "conservador". Hablan más que otros partidos del valor de la familia para la sociedad, de la cultura y lengua alemana que hay que defender, son un poco más patrióticos, hablan un poco más de flojnazos que viven de la ayuda social que los otros y todas estas cositas. Si se deja al lado esto y si se pasa a la vida real la diferencia entre la SPD y la CDU no es tan grande y podían gobernar juntos en los años 2006 - 2009.

SPD = Sozialedemokratische Partei Deutschland (Partido Socialdemócrata Alemán)
Las palabras que componen este nombre tampoco significa mucho. Democráticos son, obviamente, porque si no tendrían un conflicto con la constitución alemana. También son sociales, pero no está muy claro si lo son más que la CDU y tampoco se sabe muy bien lo que significa "social" en un contexto concreto y determinado. Tanto la CDU y la SPD eran más conservadores en el pasado, o sea más cultura alemana, patriotismo, rígidez en el sistema educativo, pero han cambiado mucho en los últimos años. La SPD más que la CDU. En la epoca cuando gobernó junto con Die Grünen 1998 - 2005 la sociedad alemana se abrió bastante: Posibilidad de matrimonio de parejas del mismo sexo, reducción del servicio militar, reducción de la cantidad de centrales nucleares.

Die Grünen = Los verdes
Ahí el nombre significa realmente algo y es una especialidad alemana, porque solo en Alemania un partido de este tipo llegó al poder y es una real fuerza política. Verde en este caso, obviamente, no tiene nada que ver con el Islam, donde el verde representa la esperanza (comprensible si se vive en el desierto y se ve arena por todas partes) sino una política que proteje los recursos naturales. En los últimos diez años los verdes se han convertido en un partido político normal y un poco burgués y ahora no son tan divertidos, caóticos y rebeldes como lo eran al principio, lo que está claro, porque cualquier joven se convierte un día en adulto y quiere disfrutar una vez establecido en el sistema las delicias y ventajas que ofrece un aparato gobernativo. Normalmente no hablan de la cultura alemana y de la lengua alemana que hay que defender contra el imperialismo inglés y otros monstruos de esta tierra. En este aspecto nuestro interlocutor en el video es una excepción. Todo el mundo tiene que tener la posibilidad de disfrutar de los apogeos de la cultura alemana, en el último rincón de la Argentina y en la cima más alta de los Andes y esto incluso si no tiene ninguna intención de visitarnos. Pero en general son gente pacible, tranquila y simpáitca previsto que hay bastantes plazas en el aparato gobernativo para que cada uno encuentre un trabajillo que le permite disfrutar la vida. Si no, se riñen, pero esto pasa en cualquier familia.

FDP: Freie Demokratische Partei Deutschlands = Partido Liberal Democrático Alemán

Tenemos el mismo problema que ya tuvimos con los otros partidos, aparte de Los Verdes. Las palabras que componen la sigla no significan nada. Si no fueron democráticos, tendrían un problema muy concreto con la ley alemana. La palabrita "frei" (libre) significa que defienden los derechos del ciudadano contra un estado todopoderoso, pero sobre todo defienden las reglas de la economía de mercado, o sea en teoría están en contra de intervenciones estatales. Los curioso del asunto es, que están en favor del Instituto Goethe, que presenta un infracción fuerte contra las reglas de la economía del mercado. Dicho de otra manera, en teoria están en contra de intervenciones estatales, pero cuando subvenciona instituciones que dan lindos trabajillos a sus colegas de partido están en favor de las subvenciones. El actual ministro de asuntos exteriores, en esta función jefe del Instituto Goethe, es de este partido.

Nociones y intituciones mencionadas en las entrevistas

Bundesamt für Migration und Flüchtlinge = Oficina de Migración y Fugitivos
Es una Institución que se creó en el año 2005 a partir del Bundesamt für Anerkennung politischer Flüchtlinge (Oficina para el reconocimiento como fugitivo político). Lamentablemente muchos "extranjeros" (una persona sensata hablaría, referiendose al territorio alemán, de personas cuya lengua materna no es el alemán, porque esto es lo que distingue un "extranjero" de la población indígena alemana) tienen contacto con esta institución porque desde el primero de enero de 2005 existe para los no nativos del alemán que viven en Alemania bajo determinadas condiciones la obligación de seguir cursos de alemán organizados por esta institución.

DAAD = Deutscher Akademischer Auslandsdienst (Oficina de intercambio académico)
Esta institución, cuyos miembros son la universidades alemanas, recibe una subvención de 250 millones de euro als año. La evalución de esta institución es un poco más complicada. Algunas actividades, organizar cursos de lenguas, presentación cultural de Alemania en el extranjero etc. son obviamente chorradas y ahí competin con el Instituto Goethe y la Radio Alemana (Deutsche Welle), lo que es realmente divertido. No solo que instituciones estatales compiten con instituciones privadas, pero además instituciones estatales compiten con otras instituciones estatales. Pero el DAAD también da becas a estudiantes y cientificos de otros países y esto puede ser más sensato.

Carl Duisberg Gesellschaft (Asociación Carl Duisburg)
La Carl Duisberg Gesellschaft fusionó en el año 2002 con la Deutsche Stiftung für internationale Entwicklung DSE (Asociación alemana para el desarollo internacional). La nueva asociación se llama Inwent (Internationale Weiterbildungs und Entwicklungs gGmbH). En total reciben 60 millones de euros al año del estado, o más concretamente, de la gente que trabaja y paga impuestos.

  2.4 Comentario general

Nuestra campaña contra el Instituto Goethe ya tomó una cierta amplitud que explicamos más detalladamente en las versiones alemanas de nuestro proyecto o sea en los cursos de español, francés, inglés, italiano para gente de habla alemana.

http://www.spanisch-lehrbuch.de/helfen/goethe.htm

Últimamente el Instituto Goethe pasó una linéa de demarcación amenazandonos de portar pleito por difamación. Haciéndolo mostró su cara verdadera. Se creen los grandes defensores de valores democráticos en todo el mundo, se creen incluso ser la ventana abierta hacia el mundo en sistemas dictatoriales. Pero a partir del momento que ellos mismos son el sujeto de una controversia, tratan de impedir la discusión libre. Para que sea bien claro. El Instituto Goethe es parte de la política extranjera del estado alemán y sobre la politica extranjera se puede discutir, incluso un debate público es necesario. En una democracia la política del gobierno es sometida y debe ser sometida al control público.

En los videos no hemos cuestionado las respuestas de los interlocutores. Esto no habría tenido sentido alguno, porque los interlocutores son miembros de un partido en un determinado districto, se ocupan sobre todo de los problemas de este districto, y la política exterior no forma parte de los problemas de un districo o una región determinada de Alemania. Que las respuestas eran un poco vagas no se les puede reprochar, a lo mejor era la primera vez en su vida que se reflexionaron sobre este tema. Nada grave. Lo que sí es grave es el hecho que la respuesta que recibimos a una petición en el parlamento alemán era igual de vaga (vea enlace mencionado arriba). Mucho "politicia cultural como tercera columna de la politica exterior", "Instituto Goethe gran representante de la cultura alemana", "muy importante como mediador de culturas" etc. etc. etc.. Si alguien habla mucho de la importancia de la cultura alemana, se supone que la conoce muy bien. No hemos cuestionado los conocimientos concretos de los interlocutores sobre la cultura alemana, pero el porcentaje de personas que realmente puede decir algo sensato sobre Goethe, Schiller, Hölderlin, Mann, Hesse etc. etc., sobre la historia alemana, pintura alemana, música etc. etc. es muy, pero muy pequeño. Tampoco es muy grave, porque los alemanes suelen saber, se puede lamentarlo, más sobre Deep Purple, Led Zeppelin, Rolling Stones y, si son más jovenes, sobre Hipp Hopp y RAP que sobre la cultura alemana. La "cultura alemana" como algo que inspira a todos los alemanes, no existe, es una fantasia, y por lo tanto tampoco se puede presentarlo en el extranjero. Existen escritores, músicos, pintores, coreógrafos, bailadores etc. etc. cuya lengua materna era el alemán pero esto no significa, que tengan una gran importancia para la conciencia colectiva alemana. Se los festeja de vez en cuando, entonces hay un discurso del presidente de la república, pero este discurso rara vez fue escrito por él mismo. Pero en cuanto se refiere a la petición al parlamento alemán y a la respuesta que dieron, el caso es distinto (para más detalles vea http://www.spanisch-lehrbuch.de/helfen/goethe.htm). En este caso la petición se dirige a parlamentarios bien pagados que tienen a su disposición un aparato que les permite de informarse. Si el nivel intelectual de los parlamentarios especialisados en politica cultural extranjera no depasa el nivel intelectual de un simple miembro de un partido, y no lo depasa, surge un problema. Se mete mucho dinero a la dispoción de personas que no tienen ni la menor idea de lo que hacen.

- Una "cultura alemana" en el sentido de algo que todos los alemanes tengan en común, que les inspira a todos o que sea unánimamente aceptada como norma no existe y por lo tanto tampoco puede haber una politica cultural extranjera que presente esta cultura.

- Si una institución estatal como el Instituto Goethe presenta la cultura alemana, presenta sobre todo los gustos personales de un funcionario estatal, o sea futilidades anémicas que representan únicamente la mente seca de un funcionario público. El Instituto Goethe no presenta, como lo creen los interlocutores en los videos, "nuestra cultura".

- En los videos se destaca, sobre todo en el video con el interlocutor de la SPD, que subestima la importancia de los nuevos medios de comunicación para la imágen que tiene Alemania en el extranjero, la importancia de contactos personales. Esto siempre era un argumento absurdo, porque los contactos "personales" creados por el Intituto Goethe no influyen la imágen de Alemania en el extranjero, las cantidad de personas que tienen un contacto personal con Alemania por la actividad del Instituto Goethe es estadísticamente irrelevante y siempre lo era. Si este argumento era absurdo hace cincuenta años es más absurdo todavía en un mundo en el cual cualquiera puede viajar a Alemania. Alemania es visitada cada año por 80 millones de turistas que se quedan por medio 6 días. En este tiempo tienen muchos contactos personales con Alemania.

- No es de criticar que miembros simples de un partido no ven que el Intituto Goethe es una fuerte infracción contra las reglas de una economia de mercado. Pero parlamentarios en el parlamento alemán tendrían que saber como funciona el sistema económico alemán, porque son las empresas privadas que les garantizan su sueldo. Un nivel intelectual muy bajo en los órganos que representan el pueblo pone en peligro la democracia. Este bajo nivel intelectual es la causa del desprecio hacia los órganos representativos que se propaga en la sociedad alemana.

- La sociedad alemana está muy conciente que a una economía globalizada corresponde una responsabilidad globalizada. Hace veinte años el consumo de productos comercialisados por empresas alternativas que garantizan un precio superior al precio del mercado a los productores en el así llamado "tercer mundo" (y que son por lo tanto más caros) era marignal. Hoy en día se puede comprar estos productos en cualquier supermercado. La sociedad alemana tampoco discute sobre la necesidad de invertir dinero en el desarollo, aunque Alemania de momento es el único país en Europa que impone un impuesto sobre el café, lo que presenta una infracción contra las leyes de una economía de mercado. El impuesto sobre el café aporta al estado alemán 1000 millones de euros cada año. Esto es más de lo que recibe Sudamérica (600 millones) para el desarollo. Pero tomando en cuenta que Sudamérica recibe en recompensa a esta infracción a la leyes de una econmía de mercado un par de Institutos Goethes que le permiten a disfrutar de la gran cultura alemana, 400 millones de euros al año es realmente un buen precio para tanta cultura exquisita. Lo que queremos decir: No hay que confundir el estado alemán ni su representante el Instituto Goethe con la sociedad alemana.