¿Cómo aprender un idioma?

  Algunos comentarios sobre el aprendizaje de idiomas en general

Existe una discusión bastante controvertida sobre la mejor manera de aprender un idioma. Por razones de marketing hay cualquier cantidad de promesas tipo "aprenda una lengua como ha aprendido su lengua materna", "aprenda un idioma sin esfuerzo con nuestro método X", "aprenda un idioma en dos semanas", "aprenda 1000 palabras a la semana" etc., etc.
Todos estos ejemplos los hemos encontrado en el internet. El eslogan más famoso es sin duda alguna "aprenda un idioma como ha aprendido su lengua materna". Aunque este eslogan es una perfecta tontería, evidentemente anima mucha gente a comprar ciertos productos.

Parece que nadie se da cuenta que la manera en la que un niño aprende un idioma es muy ineficaz. Un niño necesita más o menos 1 año y medio para aprender un idioma. Esto parece poco. Pero un niño tiene a su disposición un profesor doce horas diarias, la madre, el padre, la abuela etc. Si no duerme hay alguien que se ocupa intensivamente de él. Con una tutoría tan intensa cualquier adulto aprendería cualquier idioma. Si usted calcula un poco, un niño tiene 6000 horas de clase hasta que habla. Si usted hace un curso superintensivo por tres meses tendrá algo como 600 horas de clase, como máximo, y no tendrá un profe solo para usted.

Desde un punto de vista científico nunca se ha podido comprobar la eficacia de métodos como superlearning etc. y usted puede estar seguro de que si existiera un método más eficaz que el que se utiliza actualmente en las escuelas, universidades y empresas, el uso de ellos sería muy extendido porque se podría ahorrar mucho dinero.

No decimos que la manera en la que se enseñan lenguas en las escuelas, colegios, universidades o empresas sea óptima, divertida, estimulante. Claro que hay que mejorar, pero tampoco hay que engañarse. No vamos a entrar aquí en los detalles y tratamos de responder a la pregunta de cuál es la mejor forma para aprender una lengua de manera pragmática.

  Si se quiere aprender una lengua hay que hacer tres cosas
primero:
segundo:
tercero:
acostumbrarse al sistema fonético de esta lengua.
aprender las palabras
aprender la gramática

  acostumbrarse al sistema fónetico de esta lengua.
Este proceso puede resultar difícil en algunos casos y fácil en otros y en cuanto se refiere al alemán es fácil. El alemán no tiene cosas difíciles como los nasales en francés, la i en ruso, tres r diferentes en una palabra como el persa etc., etc. En el fondo, los únicos sonidos un poco dificiles en alemán son los ö, ä, ü pero incluso estos no presentan un gran obstáculo. El sistéma fonético en alemán lo vamos a presentar en la gramática con miles de ejemplos de voz y verá que no es ningún problema.

  segundo: aprender las palabras
Es bien sabido que una lengua consta sobre todo de palabras, en total son algo como 40000. Esto puede parecer muchísimo pero bastan alrededor de unas 3000 mil palabras para entender la gran mayoría de lo que se dice y para decir todo lo que se desee. Después de un cierto entrenamiento cualquiera puede aprender 20 palabras al día. Aunque usted no lo crea verá que es cierto. Una vez adquirido un poco de entrenamiento se lo puede lograr, sin problemas. Nosotros hemos tratado de presentar en la gramática las palabras más usadas y de no utilizar palabras de poco uso. En la gramática aparecen aproximadamente 4000 mil palabras. Si usted las aprende, tendrá una base muy sólida y las demás palabras las aprenderá hablando con la gente. Una vez adquirida esta base es útil comprar un periódico alemán (o bajar artículos del internet). Hay muchos periódicos en Alemania de los cuales uno destaca por la calidad y es el Süddeutsche Zeitung (http://www.sueddeutsche-zeitung.de).
Puede ser útil también leer novelas o cuentos cortos. Como cuentos cortos aconsejamos, por ser fáciles en cuanto se refiere al vocabulario, Bertolt Brecht (Keuner Geschichten).

  tercero: aprender la gramática

En cuanto se refiere al aprendizaje del idioma este es el punto más controvertido. ¿Cuánta gramática se necesita? La mala fama que tiene la gramática se debe, en gran parte, a la manera cómo es enseñada en los colegios: fuera de cualquier contexto, de manera no comparativa, de manera muy abstracta. Hemos tratado de hacerlo mejor. Hemos tratado de explicar la gramática alemana en comparación con la gramática española, hemos tratado de presentar la gramática de la manera más clara posible, por un lado, y de la manera más divertida posible, por el otro. Si lo hemos logrado lo tendrá que juzgar usted, pero hemos puesto todo nuestro esfuerzo para lograrlo. Sin embargo, hay el riesgo de que el lector se desanime. Nosotros creemos que es imposible memorizar toda la información que está en la gramática y tampoco creemos que sea útil. Le desaconsejamos fuertemente tratar de entender cada detalle. Lo importante es tener una visión global de la gramática alemana y estar preparado para ciertos problemas y ser capaz de analizarlos cuando aparezcan, leyendo un texto u oyendo una frase. Tener una idea del sistema en general es lo que cuenta al principio y no perderse en los detalles.Pero claro, si le parece interesante un detalle o curioso y por esto lo estudia profundamente, tampoco hace daño alguno. Un buen conocimiento de la gramática de una lengua le será sin duda alguna muy útil si quiere aprender otra lengua. Sin conocimientos gramáticales no aprenderá jamás una lengua extranjera.

El concepto y la finalidad de esta página

Esta página es la hermana de la www.estudiando.de que explica la gramática española a gente cuya lengua materna es el alemán. Evidentemente una lengua se aprende sobre todo hablando pero muy a menudo no hay nadie con quien hablar en esta lengua. Por esto vamos a conectar la www.curso-de-aleman.de con la www.estudiando.de a través de un chat un voice chat y otros servicios interactivos. De esta manera la gente que tiene como lengua materna el alemán y que quiere aprender el español, se podrá comunicar con gente que tiene como lengua materna el español y que quiere aprender el alemán. Para que este proyecto se convierta en algo realmente babilónico haremos lo mismo con el francés, el italiano y el inglés. Un croquis de la página inglesa puede verlo bajo www.learn-spanisch-online.de.

Niveles de comprensión y de expresión
En cuanto se refiere a la capacidad de entender y de hacerse entender, se pueden distinguir siete niveles.


  mögliche Ansätze:
primer nivel: Se dice algo y la cantidad de respuestas posibles es limitada. Estas son las típicas
situaciones turísticas: pedir algo en un restaurante, en un hotel, hacer compras etc.
segundo nivel: Se habla con una sola persona de cosas más abstractas, pero como es un diálogo se
tiene la posibilidad de controlar el hilo de la discusión. La persona con la que se habla se adapta al nivel lingüístico, le habla directamente.
tercer nivel: Leer un artículo de un períodico. Puede ser difícil pero se tiene cualquier cantidad de tiempo y muy a menudo se sabe ya más o menos de que se trata.
cuarto nivel: Leer novelas más complicadas. Las palabras que aparecen pueden ser bastante exóticas, a lo mejor se necesita un diccionario, pero se tiene cualquier cantidad de tiempo.
quinto nivel: Comprender las noticias en la tele on en la radio. Los locutores en la tele hablan siempre de manera muy clara sin utilizar expresiones coloquiales ( que son sometidas a modas y que cambian a menudo). Su forma de hablar es la que más se asemeja a lo que se aprende en los libros. Aparte de esto, en general, se sabe de qué están hablando por ello uno puede imaginarse lo que dicen.
sexto nivel: Se sigue una conversación entre gente que tienen esta lengua como lengua materna. En este tipo de conversación aparecen las expresiones idiomáticas más de moda, se habla muy rápido. No hay ninguna posibilidad de controlar el hilo de la conversación.
séptimo nivel: Comprender péliculas. El argumento puede ser muy complejo, se habla muy rápido, aparecen expresiones idiomáticas más de moda y coloquiales

El problema central de cualquier lengua no tiene nada que ver con la gramática, el vocabulario o la pronunciación. En cualquier lengua de este mundo se pueden decir cosas interesantes o gentiles.
La capacidad de hacer esto, no tiene nada que ver ni con la gramática ni con el vocabulario.

En este sentido. Have fun