El lector se preguntará qué significa nominativo y por qué no presentamos simplemente los artículos. La respuesta es la misma que hemos dado cuando hablábamos de los pronombres. Él alemán no conoce solamente el Nominativ, que es el sujeto de la frase, sino también el Akkusativ, el Dativ y el Genitiv. No es que el español no los conozca. Claro que el español también conoce objetos directos (Akkusativ), objetos indirectos (Dativ) y el genitivo (Genitiv), pero los forma de otra manera y no queremos complicar las cosas. Por eso, al principio sólo hablamos del nominativo que es igual que en español: es el sujeto de la frase. Del Akkusativ, del Dativ y del Genitiv vamos a hablar en el capítulo La declinación en alemán.

Como ya hemos visto al hablar de los pronombres, el alemán tiene tres géneros: masculino (maskulin), femenino (feminin) y neutro (neutrum). El lector a lo mejor ahora cree que los hombres son masculinos, las mujeres son femeninas y las cosas pertenecen al género neutro, pero no es así. No hay ninguna lógica. La mesa en alemán es masculina, tanto un niño como una niña son neutros y el tomate es femenino. No obstante, las cosas fundamentales las tenemos muy claras. Una mujer es femenina y un hombre es masculino, pero con esto se acaba la lógica.

Singular
Mann hombre
masculino der Hut el sombrero
Kühlschrank refrigerador
Frau mujer
femenino die Tasse la taza
Straße calle
Kind el niño
neutro das Auto - el coche
Fenster la ventana
Plural
Männer hombres
masculino die Hüte los sombreros
Kühlschränke refrigeradores
Frauen mujeres
femenino die Tassen las tazas
Straßen calles
Kinder los niños
neutro die Autos - los coches
Fenster las ventanas

En el nominativo no hay gran variación, ¿no? Para el singular masculino el artículo es der, el singular neutro es das y todos los otros son die. Lo que puede parecer un poco raro es la manera como el alemán forma el plural.

Mann = hombre Männer = hombres
Frau = mujer Frauen = mujeres
Kind = niño Kinder = niños
Kühlschrank = refrigerador Kühlschränke = refrigeradores
Straße = calle Straßen = calles
Tasse = taza Tassen = tazas

La formación del plural en alemán parece un poco extraña. El lector seguramente ha notado que el plural siempre se forma de manera diferente. Por el momento vamos a dejar a un lado este problema. Lo trataremos en el capítulo Formación del plural. Hay tiempo, y no hay que precipitarse.

Con lo que hemos aprendido hasta ahora podemos formar ya pequeñas frases.