Las vocales en alemán son a, o, u, e, i, ö, ü, ä. Llamamos vocales a aquellos sonidos que producimos cambiando sólo la forma de la cavidad bucal y dejando pasar el aire (no se cierran los labios) sin desviarlo con los dientes, con la lengua, el velo del paladar o el labio inferior. Metiendo una vocal entre consonantes, la lengua puede volver a una posición que le permite producir otra consonante. Fíjese en el siguiente ejemplo. La palabra del primer ejemplo, que es una palabra inventada, casi no se puede pronunciar porque hay cuatro consonantes juntas, mientras que en el segundo, se puede reproducir la palabra sin problemas porque hemos metido una vocal entre las consonantes.

Casi imposible de pronunciar fácil de pronunciar
brgm barogem