Ni en el alfabeto español ni en el alfabeto suizo se conoce esta letra y en alemán sólo existe por razones históricas, porque en realidad no representa ningún sonido especial, es simplemente una s común y corriente.

ß
Er hieß Él se llamaba
weiß blanco