El español al igual que el alemán conoce la voz pasiva.

Una manzana fue comida.

Esto no es ningún problema para los alemanes. Lo que es un problema, es el hecho de que los hispanohablantes utilizan muy rara vez este tipo de construcción y prefieren esta.

Se comió una manzana.