El participio presente describe que se está ejecutando la acción descrita por el verbo y el participio perfecto describe como terminada la acción descrita por el verbo. Esta distinción sólo existe en los verbos intransitivos.

Fijémonos en estos dos ejemplos*
das schmelzende Eis
= el hielo que se está derritiendo
das geschmolzene Eis
= el hielo derretido
Los mismos ejemplos como frases relativas
Das Eis, das schmilzt.
= El hielo que se está derritiendo.
Das Eis, das geschmolzen war.
= El hielo que estuvo derretido.

=> El participio perfecto se convierte en una frase relativa que se forma con el Zustandspassiv. El participio presente se puede traducir con un gerundio.