Todo esto parece un poco raro y el lector seguramente se pregunta, ¿por qué de vez en cuando se puede traducir un participio presente alemán con un gerundio español y otras veces no? La respuesta es bastante simple. El gerundio es invariable y por lo tanto no puede fungir como adjetivo, porque el adjetivo tiene que concordar en género y número con el sustantivo al cual se refiere. Lo que no se declina nunca es el adverbio y por lo tanto un gerundio puede fungir como adverbio pero no como adjetivo.