En español, un infinitivo puede tener varias preposiciones: a, de, en, con, para, por. En general se traducen todas estas preposiciones con zu o no se las traduce en absoluto. Los casos en los cuales no hay que utilizar zu son muy escasos y parece que no hay ninguna regla que nos diga cuándo sí y cuándo no. La construcción con um zu es otro cuento, de esta construcción hablaremos después.