El infinitivo puede describir relaciones temporales. En alemán incluso la simultaneidad de dos acciones puede ser descrita con un infinitivo (con la preposición beim).