1) Si el participio perfecto no se refiere al sujeto de la frase principal, se lo llama participio absoluto. Esta palabra sólo existe en español, porque sólo en español hay una diferencia entre un participio que se refiere al sujeto de la frase principial y uno que tiene su propio sujeto.
2) El participio absoluto puede describir circunstancias temporales o modales.
3) Un participio absoluto español (con un sentido temporal o modal) se convierte en una frase subordinada al traducirlo al alemán.
4) Normalmente se puede sustituir un participio con una frase relativa. Pero esto no es posible, si el participio describe circunstancias temporales o modales.