Este tipo de pronombres interrogativos son una gran decepción para cualquier alemán, no se los declina, son aburridísimos.