Hasta ahora siempre hemos dicho que la declinación está determinada por el género, el número y el caso. En el capítulo la declinación en alemán hemos visto, aparte de esto, que hay 11 tipos de declinaciones diferentes. Si ahora le decimos que los adjetivos siempre se declinan de la misma forma, dirá usted, ¡qué bien! Pero no todos los adjetivos se declinan de la misma forma, sino de tres maneras diferentes. ¡Puh! ¿qué rollo es esto? Calma, pueblo, calma. En la declinación de los adjetivos hay que distinguir cuatro casos.

a) Delante del adjetivo no hay ningún artículo, ni un artículo determinado, ni un artículo indeterminado
b) Delante del adjetivo hay un artículo determinado
c) Delante del adjetivo hay un artículo indeterminado
d) Delante del adjetivo hay un pronombre posesivo o kein, keiner etc.

La declinación de los adjetivos varia según la situación a), b) o c) pero no en función del tipo de adjetivo, porque hay solo una. Para la declinación del adjetivo tenemos que tener en cuenta el género, el número, el caso y si hay delante del adjetivo un artículo o no.

Las pocas excepciones que hay, las vamos a dejar de lado por el momento. Vamos a presentar la declinación de los adjetivos en estas tres situaciones distintas y al final le daremos un resumen.