De las preposiciones ya hemos hablado en el capítulo Algunas preposiciones. En ese capítulo hemos dicho que las preposiciones sirven para establecer las relaciones que los objetos tienen entre sí. Hemos dicho también, que las preposiciones rigen casos distintos. En ese capítulo sólo hemos presentado un par de preposiciones y ahora vamos a presentarlas todas. En alemán existen más o menos 150 preposiciones. Algunas de las cuales se usan muy rara vez. Estas preposiciones están marcadas con --. Decir que se usan poco estas preposiciones es lo mismo que decir, que se utilizan otras preposiciones en vez de éstas. En el caso de que se trata de una preposición que se usa poco, hemos puesto entre paréntesis la alternativa de mayor uso.

Un consejo: en pocas gramáticas se menciona el hecho de que el uso correcto de las preposiciones es bastante difícil en todas las lenguas, el español incluido, y las diferencias en el uso de preposiciones son enormes de una lengua a otra . No le aconsejamos tratar de entender todas las sutilezas. Más vale aprenderlas así no más: la preposición alemana y su equivalente español. Basta que usted conozca estas preposiciónes pasivamente, o sea que las reconozca cuando aparecen en un texto. En los ejercicios sólo vamos a trabajar con las preposiciones más utilizadas. Le desaconsejamos fuertemente intentar entender todas las sutilezas. Ya verá, si usted las reconoce pasivamente, dentro de poco y automáticamente será capaz de utilizarlas activamente.

Por el hecho de que esto con las preposiciones es nada más que una cuestión de aprender, este capítulo tiene mucho más ejemplos y ejercicios que los capítulos anteriores