En español, en el discurso indirecto se introducen los acontecimientos relatados con la conjunción que (dass).
Él dice que no tiene ganas de hacerlo.

En alemán se puede omitir la conjunción dass, y en vez de

Er sagt, dass er keine Lust habe.

se puede decir

Er sagt, er habe keine Lust.

Fíjese bien que la conjunción dass pertenece al grupo de conjunciones que requieren un cambio de la posición del verbo. Los detalles de este fenómeno los hemos descrito en Algunas conjunciones.