El Konjunktiv alemán no hay que confundirlo con el subjuntivo español. El Konjunktiv alemán juega un papel similar al subjuntivo español, pero hay diferencias notables. El subjuntivo español es un sistema coherente y estable, lo que significa que una persona, cuya lengua materna es el español, nota un error si se utiliza el subjuntivo de manera incorrecta, sea que se use el indicativo cuando en realidad hay que usar el subjuntivo, sea que se use el subjuntivo cuando en realidad hay que utilizar el indicativo. Para cualquier persona de habla española son incorrectas estas frases.

Quiso que lo hice. (en vez de: Quiso que lo hiciera.)
Aunque trabajara mucho, no aprobó el examen. ( en vez de: Aunque trabajó mucho, no aprobó el examen.)
Pienso que venga (en vez de: Pienso que viene.)
El subjuntivo expresa inseguridad, temor, esperanza, deseo, irrealidad y por lo tanto cada verbo, conjunción o expresión que deja entender uno de esos estados, es seguido por el subjuntivo.

Conjunciones
Aunque trabaje mucho, no aprobará el examen.
Cuando venga, le pregunto.
Verbos
Quiero que lo hagas ahora mismo.
Exijo que lo pagues.
Irrealidad
No hay nadie que no lo sepa.
No hay nadie que no pague.
Expresiones
Es imposible que haya llegado ya.
Es muy raro que no me lo diga.

Aunque es difícil entender por qué verbos como pensar, creer o presumir no exigen el subjuntivo, ya que en el fondo también expresan inseguridad. Pero en general, el sistema español es coherente y estable. En alemán, como vamos a ver en seguida, de vez en cuando se lo utiliza así, pero no se puede hablar de un sistema.

Antes de entrar en los detalles, vamos a decirle que no vale la pena comerse el coco por el Konjunktiv, porque los mismos alemanes no son capaces de utilizarlo bien. En general basta que usted sepa formarlo, y no es tan importante que sea capaz de utilizarlo correctamente. A esta regla hay una excepción. Al contrario del español, se utiliza el Konjunktiv también en el discurso indirecto. En estas circunstancias, discurso indirecto, algunos alemanes son capaces de utilizarlo correctamente, y de vez en cuando incluso, lo utilizan correctamente. De esto vamos a discutir más abajo. Vamos a tratar de explicar el Konjunktiv de la manera más clara posible porque quizás usted quiere estudiar en Alemania y tiene que pasar un examen de alemán al entrar en la universidad. En este examen posiblemente habrá preguntas sobre el Konjunktiv. Al autor le parece una chorrada preguntar a extranjeros cosas que los mismos alemanes no saben, pero muy al contrario de lo que mucha gente cree, el autor opina que burocracias absurdas las hay en todas partes y no solamente en Alemania.