Ejercicio 9
Ich will nach Italien gehen.
Ich will nach Italien gehen.
Ich wollte nach Italien gehen.
Ich habe nach Italien gehen wollen.
Ich hatte nach Italien gehen wollen.
= Quiero ir a Italia.
Ich muss in die Schule gehen.
Ich muss in die Schule gehen.
Ich musste in die Schule gehen.
Ich habe in die Schule gehen müssen.
Ich hatte in die Schule gehen müssen.
= Tengo que ir a la escuela.
Ich kann es machen.
Ich kann es machen.
Ich konnte es machen.
Ich habe es machen können.
Ich hatte es machen können.
= Puedo hacerlo.*
Er darf das Buch lesen.
Er darf das Buch lesen.
Er durfte das Buch lesen.
Er hat das Buch lesen dürfen.
Er hatte das Buch lesen dürfen.
= Puede leer el libro.*

* El verbo modal poder tiene dos significados muy distintos en español. Por un lado significa ser capaz de hacer algo: Puedo ver la casa; nos quedan veinte euros, podemos ir al cine; podéis correr 10 kilómetros en 40 minutos. Por el otro lado, significa tener permiso para hacer algo.

Podéis hacer lo que os da la gana.
Ahora que habéis hecho vuestras tareas, podéis ir al cine.

En alemán en general, existen dos verbos para esto.
El verbo modal können significa tener la capacidad de hacer algo.

Ich kann drei Liter Milch mit einem Schluck trinken.
= Puedo beber tres litros de leche de un trago.

El verbo modal dürfen significa tener el permiso para hacer algo.

Ich habe meine Arbeit erledigt, ich darf jetzt machen was ich will.
= He acabado mi trabajo, ahora puedo hacer lo que quiero.

Por lo tanto, estas dos frases significan cosas muy distintas en alemán aunque la traducción al español es la misma.

Ich kann es machen. = Puedo hacerlo (porque soy capaz de hacerlo).
Ich darf es machen. = Puedo hacerlo (porque alguien me lo ha permitido).

El español sin embargo, hace una distinción que el alemán no hace. En español se distingue entre ser capaz de hacer algo porque se lo ha aprendido, y ser capaz de hacer algo porque no hay nada que lo impida.

Fíjese en esta frase.
Yo sé ver.

Esta frase en español es absurda, porque todo el mundo puede ver, no se debe aprender nada.
Si se le hace la siguiente pregunta a un mecánico profesional, éste se va a enojar.

¿Usted sabe reparar coches?
Porque si le preguntamos así, ponemos en duda sus aptitudes profesionales. Pero si se ha quebrado una pierna, le podemos hacer esta pregunta.

¿Usted puede reparar coches?
Esta posibilidad de meter la pata no la tenemos en alemán, porque la traducción al alemán sería la misma para las dos frases.

Können Sie Autos reparieren? ¿Sabe reparar coches?
¿Puede reparar coches?

No es que aconseje al lector que trate de verificar esto empíricamente, porque si el mecánico no se ha quebrado una pierna, él va pensar de todas maneras que usted pone en duda sus aptitudes profesionales.