En el fondo no hay diferencia entre los verbos con y sin preposición. Lo mejor es aprender una forma del Imperfekt y del participio perfecto junto con el verbo, como ya lo hemos descrito arriba. Con los verbos que tienen una preposición, muy a menudo tenemos otro problema.

Fíjese en estas frases
anfangen = empezar
Ich fange an. = Yo empiezo.

¿Y? ¿Nota algo raro? La preposición está al final de la frase. Vamos a dar otros ejemplos de verbos de este tipo.

Fíjese en estas frases
sich zusammennehmen
= controlarse (concentrarse, comportarse de manera disciplinada)
Er nimmt sich zusammen.
= Se controla.
aushalten
= soportar
Wir halten das aus.
= Lo soportamos.
einweichen
= ensopar
Ich weiche es ein.
= Lo ensopo.
abschneiden
= cortar (algo de una cosa; por ejemplo la parte podrida de una manzana)
Ich schneide den verfaulten Teil ab.
= Corto la parte podrida.