En algunas gramáticas se puede leer, que todos los verbos fuertes tienen el sufijo -en. Esto no es cierto, como demuestran estos ejemplos.

bringen = gebracht traer = traído
denken = gedacht pensar = pensado
rennen = gerannt correr = corrido