Llamamos starke Verben (verbos fuertes) a aquellos verbos que sufren un cambio de vocal. Parece que nadie puede decir por qué estos verbos se llaman verbos fuertes, porque es difícil ver un signo de fuerza en ellos. Lo único que se puede decir, es que cambian fuertemente. A personas que cambian fuertemente y muy a menudo, yo les llamaría débiles. Pero desde un punto de vista más filosófico, también se puede llamar débil a una persona que nunca cambia . Bueno, si la cosa es tan difícil, aceptemos que los alemanes llaman verbos fuertes aquellos verbos que sufren un cambio de vocal.

Dentro de los verbos fuertes podemos distinguir tres tipos. Uno utiliza los mismos sufijos para formar el Imperfekt que los verbos llamados débiles y el segundo tipo, tiene sufijos especiales para formarlo. Aparte, hay un tercer tipo, que es una mezcla entre un verbo débil y uno fuerte.