El pretérito imperfecto en alemán no corresponde al pretérito imperfecto en español, de allí que no tenga mucho sentido hablar del pretérito imperfecto, si nos referimos al Imperfekt alemán. Por esto, a partir de ahora vamos a hablar del Imperfekt.