En algunos casos se podría creer que ninguno (keiner) y nadie (niemand) significan la misma cosa. Pero de hecho no son realmente iguales.

Primeramente nadie (niemand) nunca es adjetivo. Esto es obvio. Otra cosa clara es, que nadie siempre se refiere a un ser humano, pero ninguno (keiner) puede referirse a cualquier cosa. Con nadie no se puede formar un genitivo partitivo.

Ejemplos:
Nadie no se puede utilizar como adjetivo
Correcto: Ningún hombre sabe cuarenta lenguas.
Incorrecto: Nadie hombre sabe cuarenta lenguas.
Nadie sólo puede referirse a un ser humano
Correcto: ¿Has visto un gato? No, no he visto ningún gato.
Incorrecto: ¿Has visto un gato? No, no he visto nadie gato.
De nadie no puede depender un genitivo partitivo
Correcto: Ninguno de ellos es rico. Keiner von ihnen ist reich.
Incorrecto: Nadie de ellos es rico. Niemand von ihnen ist reich.

Pero en este aspecto el español y el alemán no se distinguen y por esto no habrá problema ninguno. Nadie corresponde a niemand y ninguno a keiner. No hay diferencia entre el alemán y el español. Podemos decirlo de otra manera. Olvide este párrafo, porque intuitivamente lo va a hacer correctamente.