Fíjese en estas dos frases:

El hombre cruza la calle.
Un hombre cruza la calle.

Estas dos frases no significan la misma cosa, ¿no? En la primera frase hablamos de un hombre determinado, no de un hombre cualquiera. En la segunda frase hablamos de un hombre cualquiera. Para nosotros este hombre no se distingue en nada de los millones de hombres que están dando vueltas por la tierra. Para nosotros es un hombre indefinido. En español el artículo indefinido sólo varía referente al género y al número del sustantivo, pero no cambia, como en alemán, respecto al caso.

Nominativo
Un hombre cruza la calle.
Una mujer cruza la calle.
Unos hombres cruzan la calle.
Unas mujeres cruzan la calle.